Solomillo Wellington. Solomillo en hojaldre.

El solomillo Wellington o solomillo en hojaldre es una receta que viene muy bien para cuando tengamos invitados en casa. El triunfo lo tienes asegurado con este plato, es llamativo, queda bonito en la mesa y sobretodo, está delicioso. 

Ingredientes:

  • 1 solomillo de cerdo o ternera (350gr)

  • 1 lámina de hojaldre

  • 150 gr de champiñones

  • 4-5 lonchas de jamón serrano

  • Media cebolla

  • 1 diente de ajo

  • 100 ml de vino blanco

  • Mostaza

  • 1 cucharada de foie o paté

  • 1 huevo

  • Aceite de oliva

  • Pimienta negra molida molida

  • Sal

Elaboración:

Vamos a comenzar precalentando el horno a 200º C con calor arriba y abajo.

Limpiaremos el solomillo retirándole el exceso de grasa que pueda llevar.

Limpiaremos los champiñones y los trituraremos junto con la cebolla y el ajo. Yo me he ayudado del accesorio picador de la batidora.

En una sartén a fuego medio, verteremos un poco de aceite de oliva y sofreiremos la mezcla de champiñones, cebolla y ajo triturados con un poco de sal y pimienta negra molida.

Pasados unos dos minutos, verteremos el vino blanco y dejaremos que se cocina hasta que reduzca la salsa.

Apagaremos el fuego y pondremos la cucharada de foie integrándolo todo y reservaremos.

En otra sartén pondremos un poco de aceite de oliva y a fuego alto doraremos el solomillo por todos sus lados, no ha de hacerse, sólamente lo sellaremos para que así, cuando horneemos no suelte muchos jugos.

Colocaremos el solomillo en un plato y lo pintaremos con la mostaza.

A continuación, extenderemos film transparente sobre nuestra mesa de trabajo y colocaremos encima 4 o 5 lonchas de jamón serrano.

Pondremos nuestra salsa y encima el solomillo, lo salaremos sólo un poco, ya que el jamón y la salsa llevan sal.

Envolveremos el solomillo con el film transparente haciéndolo rodar y que tome forma de caramelo.

Lo meteremos en el frigorífico al menos una hora.

Pasado el tiempo, extenderemos el hojaldre y pondremos el solomillo en un extremo dejando un margen, y cortaremos un trozo de la masa para utilizarlo luego en la decoración.

Pintaremos con huevo batido toda la superficie del hojaldre que queda libre y envolveremos nuestro solomillo. Si nos sobrara masa, recortaremos. Cerraremos los extremos, los pintaremos con huevo batido y ejerceremos un poquito de presión.

Colocaremos el solomillo en una bandeja apta para el horno, lo posicionaremos con el cierre hacia abajo, y pincelaremos toda la superficie de nuevo con huevo batido.

Con la masa que habíamos reservado, haremos una tiras y lo decoraremos como más nos guste. Una vez terminada la decoración volveremos a pintar con huevo batido.

Hornearemos por unos 20-25 minutos o hasta que veamos que la superficie esté dorada. Si os gusta la carne no muy hecha la receta estará ya finalizada pero si os pasa como yo que la prefiero hecha, taparemos con papel de aluminio y hornearemos por unos 10 minutos más.

El solomillo Wellington se prepara con carne de ternera, pero con la de cerdo queda igual de espectacular.

Espero que os haya gustado y hasta la próxima receta.

Aquí tenéis la receta en vídeo:

 

 

 

Os dejo también esta receta con solomillo:

1 Comment

  1. Fon

    25 mayo, 2020 at 4:00 pm

    No sabía cocinar el Wellington pero con tu explicación y el vídeo me ha quedado bien claro ahora… gracias por tus recetas!!!

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: