Arroz y pasta

Pasta con bechamel de queso azul

Hoy preparamos un plato de pasta con bechamel de queso azul. Podéis utilizar la variedad de queso azul que más os guste. Es una receta muy sencilla de hacer y deliciosa. La bechamel de queso azul está simplemente buenísima.

Pasta con bechamel de queso azul
Pasta con bechamel de queso azul

Ingredientes para 2 personas:

200 gr de rigatoni

80 gr de queso azul ( bleu d’Auvergne, Cabrales, Roquefort…) –

500 ml de leche tibia

Mantequilla (1 cucharada)

Harina de trigo común (1 cucharada)

Aceite de oliva (1 cucharada)

Queso rallado para gratinar

Pimienta negra molida

Perejil picado ( o la hierba que prefiráis)

Sal

Preparación:

Vamos a comenzar cociendo la pasta, así que pondremos abundante agua en un olla con una cucharada de sal.

Una vez rompa a hervir introduciremos la pasta y la cocinaremos un par de minutos menos del tiempo indicado por el fabricante ya que después va a estar en el horno y terminará de hacerse. Cuando hayamos terminado, la escurriremos.

Lo siguiente que haremos será preparar la bechamel de queso azul.

Pondremos una olla a fuego bajo y colocaremos la mantequilla y el aceite de oliva.

Cuando esté fundida incorporaremos la harina de trigo y removeremos con la ayuda de unas varillas manuales durante unos dos minutos, así la harina se cocinará y perderá el sabor al crudo.

A continuación iremos vertiendo la leche en varias veces. Pondremos primero un poco y removeremos hasta que se una y no se vean grumos. Despúes pondremos otro poco más y removeremos de nuevo hasta que los grumos que se han formado desaparezcan. Continuaremos así hasta terminar con la leche. Para que nos quede una bechamel fina, lo importante es que no añadir leche hasta que la mezcla anterior esté fina y sin grumos.

Cuando la bechamel comience a hervir, agregaremos el queso azul cortado en trozos y lo integraremos.

Agregaremos pimienta negra molida y cuando de nuevo comience a hervir, la retiraremos del fuego. En principio no es necesario añadir sal, ya que el queso la aporta, pero probadla y rectificad si fuera necesario.

Ahora pondremos la pasta escurrida en una fuente apta para el horno y verteremos la bechamel por encima. Removoremos un poco para que la salsa se reparta.

Espolvorearemos con queso rallado para gratinar y hornearemos a 200 grados centígrados con calor arriba y abajo durante 10 minutos. Después subiremos la temperatura a 250 grados centígrados y cambiaremos el calor solo en la parte de arriba y esperaremos a que se dore a nuestro gusto.

Pasado el tiempo, decoraremos con perejil picado o cualquier otra hierba.

Espero que os haya gustado!

Os dejo aquí el vídeo de la receta:

Pastal con bechamel de queso azul

Otras recetas con pasta:

Lasaña de verduras
Espaguetis al vino tinto

Deja un comentario