Carnes

Albóndigas con tomate casero

Hoy preparamos unas albóndigas con tomate casero que están de rechupete. Es una receta muy sencilla y seguro que casi en todos los hogares se prepara. Os cuento cómo las hago yo.

Albóndigas con tomate
Albóndigas con tomate casero

Ingredientes para las albóndigas:

600 gr de carne picada o molida (mezcla de cerdo y ternera)

1 huevo

2 dientes de ajo

1 trozo de pan o 2 rebanadas de pan de molde

50 ml de leche

1 cucharadita de perejil seco o un puñadito del fresco picado

Harina para rebozar

Aceite de oliva

Sal

Ingredientes para la salsa:

1.200 gr de tomate natural triturado (yo he usado el que viene en lata)

Una cucharadita de las de té de sal

1 cucharadita de las de té de azúcar

1 hoja de laurel

Aceite de oliva

Preparación:

Vamos a comenzar preparando la carne, así que la dejaremos reposar mientras hacemos la salsa de tomate casero.

Partiremos en trozos el pan y le verteremos la leche.

Ahora añadiremos los dientes de ajo a la carne, bien picaditos o rallados.

Pondremos también el huevo, el perejil, un poco de sal, el pan mojado en la leche e integraremos todos los ingredientes. Podemos hacerlo con nuestra mano bien limpia.

Dejaremos reposar la carne y prepararemos ahora la salsa de tomate casera.

Yo voy a hacerla en esta olla exprés. En una olla convencional tardaría en hacerse como una hora aprox. y en este caso sería conveniente cocinar a fuego bajo, ir removiendo de vez en cuando y taparla mientras se cocina.

En la olla exprés, a fuego medio, pondremos un chorro de aceite de oliva, que cubra la base pero sin excederse.

Añadiremos el tomate, la sal, el azúcar y la hoja de laurel (yo la suelo romper un poco para que libere mejor su aroma)

Taparemos la olla y cuando la válvula empiece a girar cocinaremos durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, retiraremos la hoja de laurel y nos dispondremos a hacer las albóndigas.

Prepararemos un recipiente con agua para ir mojándonos las manos mientras las hacemos y así evitar que se nos peguen.

Tomares porciones del tamaño que decidamos, haremos bolitas, las pasaremos por la harina y las iremos reservando en un plato.

Cuando las tengamos todas hechas las vamos a dorar en una sartén con aceite de oliva, no es necesario que se hagan por completo ya que terminarán de hacerse en la salsa después.

Mientras lo hacemos, las iremos pasando a un plato al que habremos puesto papel absorbente.

Una vez terminadas las pondremos en la olla con el tomate frito y a fuego bajo las dejaremos que se terminen de hacer, con unos 5 minutos será suficiente. Moveremos delicadamente para no romperlas o menearemos la olla de vez en cuando.

Espero que os haya gustado!

Os dejo el vídeo de la receta:

Albóndigas con tomate casero

Deja un comentario