Carnes

Pinchitos de pollo

Hoy preparamos unos pinchitos de pollo que están para chuparse los dedos. Son muy sencillos de hacer y quedan estupendos, la carne muy tierna y con un sabor riquísimo. Gracias a mi hermano Rafa aprendí a hacerlos y hoy comparto su receta con vosotros. Si os gusta el picante no dudéis en añadirlo.

Pinchitos de pollo
Pinchitos de pollo

Ingredientes para 6 brochetas:

700 gr de pechuga de pollo

200 ml de vino blanco

3 dientes de ajo

3 cucharaditas de comino en polvo

1 cucharadita de pimentón dulce (si lo deseáis podéis ponerle también pimentón del picante)

Colorante amarillo

Pimienta negra molida

Perejil fresco

Sal

Aceite de oliva

Preparación:

Vamos a comenzar troceando las pechugas de pollo de un tamaño un poco más grande que de bocado y las iremos poniendo en un recipiente amplio.

A continuación haremos un majado, así que en un mortero pondremos los ajos pelados y cortados en trozos, añadiremos también el perejil fresco y un poco de sal. Y lo majaremos todo muy bien.

Ahora prepararemos la carne. Primero la salaremos al gusto, añadiremos pimienta negra molida y la removeremos un poco.

Seguidamente pondremos la cucharadita de pimentón dulce (y picante si os gusta) y las 3 de comino molido.

Continuaremos añadiendo un poco de colorante amarillo y el majado de ajos y perejil. Para aprovechar los restos de majado que han quedado en el mortero, podemos verter un poquito del vino, moverlo un poco y añadirlo también.

Por último agregaremos el vino blanco y removeremos todo muy bien.

Taparemos el recipiente con film transparente y lo meteremos en el frigorífico por un mínimo de 12 horas, aunque si podéis dejarlo un día entero, mucho mejor.

Pasado el tiempo, pincharemos los trozos de carne en palos de pinchitos o brochetas. Es aconsejable ponerse unos guantes desdechables para hacerlo o ayudarse de una bolsa de plástico ya que así evitaremos mancharnos las manos. Aquí podéis ver unas brochetas similares a las que tengo en casa.

Y ahora tan sólo nos queda asarlos en la plancha o en la barbacoa.

En la plancha pondremos un poquito de aceite de oliva y con la ayuda de un pincel de cocina o un papel absorbente lo repartiremos por la superficie.

Colocaremos nuestros pinchitos de pollo y los asaremos moviéndolos y dándoles la vuelta para que se nos hagan bien por todos lados.

Y a disfrutarlos! Espero que os hayan gustado y hasta la próxima receta!

Aquí os dejo el vídeo de la receta:

Pinchitos de pollo

Deja un comentario